Cómo reformar tu casa sin mucho presupuesto

¿Es posible reformar mi hogar si no dispongo de un gran presupuesto? Seguro que, en más de una ocasión, te ha venido esta pregunta a la cabeza. Si es así, presta mucha atención a este artículo pues en él vamos a encargarnos de ofrecerte muchas soluciones lowcost para que ejecutes las obras que necesitas aunque tu cuenta del banco no esté en su mejor momento.

Pero, antes de nada, queremos hacer hincapié en que, en muchas ocasiones, debido a la dificultad que entraña acometer una reforma general o parcial de una vivienda, es fundamental recurrir a los servicios de asesoramiento y ayuda de un profesional del sector. En este sentido, hoy en día es muy habitual encontrar webs como, por ejemplo, el reformador que pueden guiarte y aconsejarte en todo lo que necesites.

Entrando ya en la materia que nos ocupa, es decir, la de cómo reformar tu casa sin perder un riñón, vamos a empezar a ofrecerte los primeros consejos e ideas para que todo concluya de forma satisfactoria. Evidentemente, el paso primordial sobre el que girará la obra es la planificación.

A este respecto, es impensable que te plantees comenzar sin haber realizado una pertinente organización previa que defina los pasos a seguir. Tienes que tener en cuenta que puedes ahorrar dinero con la reparación de los electrodomésticos en vez de comprar nuevos electrodomésticos, una reparación de un aire acondicionado o una reparación de una caldera no suele tener un precio superior a los 200 € con la mano de obra incluida. En cualquier tienda online puedes comparar precios de comprar una caldera nueva, versus la reparación de cualquier caldera en cualquier empresa (Habitissimo, Barnatecnic o cualquier otra…) y verás una gran diferencia que tu bolsillo te agradecerá.

Factores a tener en cuenta para reformar la casa

En esta planificación han de tenerse en cuenta factores físicos de la vivienda como, por ejemplo, el espaciodel que se dispone, las habitaciones con las que cuenta la casa así como los cuartos de baño y, en su caso, la terraza, etc. A continuación, lo ideal es que te pares un momento a visualizar exactamente qué es lo que realmente quieres. En este sentido, no dudes en buscar inspiración en Internet y en trabajos realizados por otros. Sin duda, esta es la mejor opción para coger ideas para reformar la casa y superar un momento de bloqueo.

reformas

De igual forma, no empieces nunca con la reforma hasta que no tengas la idea de lo que quieres clara y bien definida ya que, de no hacerlo, probablemente te embarques en una aventura que no llegará a buen puerto o cuyos resultados no serán del todo satisfactorios. Además, con el objetivo de ahorrar más dinero, es fundamental que recurras a nuevos materiales más económicos. Piensa que algunos como, por ejemplo, el cobre para la fontanería, pueden ser sustituidos sin perder calidad por otros más baratos como el Wilbur.

Finalmente, también hay que decir que, si se trata de reformar un espacio grande, hay soluciones más económicas e igualmente efectivas para dividir el espacio que levantar un tabique. Por ejemplo, los biombos son muy prácticos y, además, te ofrecerán una solución decorativa muy interesante. Por su parte, cuidar el aislamiento es algo que, a la larga, te permitirá ahorrar mucho dinero. Asimismo, si un mueble está demasiado viejo, en lugar de tirarlo y comprar otro puedes optar por pintarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *