Consejos para la eliminación de varices

En el pasado siglo, los tratamientos para las varices no pasaban de ser un procedimiento doloroso, que además requerían la internación del paciente y el uso de productos anestésicos. Hoy en día, y gracias a los avances en el campo de la medicina, podemos contar con alternativas mucho menos arriesgadas, y a su vez mucho más efectivas y seguras que las técnicas convencionales.

En este sentido, la microespuma resalta como uno de los tratamientos que mayor aceptación ha logrado entre los pacientes. Veamos de qué se trata.

¿Qué es?

“A grandes rasgos, la microespuma consiste en la inyección de líquido esclerosante (Polidocanol en la mayoría de los casos) en el interior de las venas afectadas. Recordemos que las varices son un problema circulatorio, donde las venas son incapaces de garantizar un flujo sanguíneo adecuado, provocando un estancamiento de la sangre y por consiguiente la dilatación de los vasos sanguíneos”, nos dice uno de los responsables de la clínica, con más de 15 años en este tipo de tratamientos y más de 60.000 pacientes tratados con éxito.

Para contrarrestar este hecho, la microespuma inyectada retrae la sangre de las varices, desactivando el tramo defectuoso de la vena e incluso eliminando cualquier malformación vascular que pueda presentarse.

varices

En general, un tratamiento con microespuma comienza con la identificación, a través de un diagnóstico ecodoppler, de aquellas venas varicosas en nuestro cuerpo. Posteriormente, se introduce un catéter en la zona afectada para expulsar la microespuma. Es necesario recalcar que el ecodoppler permite mantener un seguimiento en todo momento de la sustancia esclerosante.

Al finalizar el procedimiento, se procede a vendar el área tratada e indicar al paciente la fecha de la próxima consulta. Por lo general, los resultados comenzarán a verse al cabo de pocos días.

¿Es segura?

La popularidad alcanzada por este tratamiento a nivel mundial nos indica que se trata de una técnica en realidad efectiva, que al ser de tipo ambulatoria presenta un nivel de riesgos extremadamente bajo. Además, a diferencia del stripping, una técnica que extirpa completamente la vena como podemos leer en este artículo, la microespuma es un tratamiento mucho menos agresivo, que no requiere de puntos o cicatrización y apenas deja huellas visibles.

Por si fuera poco, la microespuma permite tratar cualquier tipo de variz, independientemente de la zona de nuestro cuerpo donde se desarrolle y del tamaño que presenten (venas de gran volumen, varículas y las llamadas “arañitas”, mucho más superficiales). Según investigaciones realizadas, la microespuma presenta una efectividad del 95% en todos los casos.

¿Cuáles son sus ventajas?

– No se trata de un procedimiento complementario. O sea, no requiere de cirugías ni tratamientos terapéuticos adicionales.

– Elimina todas las varices de nuestro cuerpo, tanto si son superficiales como profundas. Además, gracias a su bajo nivel de invasividad, puede aplicarse en cualquier zona de nuestro cuerpo.

– Es totalmente ambulatoria. No se requiere de anestesia ni quirófano. Tampoco deberás ayunar el día del procedimiento. De ser necesarias varias sesiones podrás acudir y salir del hospital el mismo día.

– Es menos indolora que el resto de los tratamientos. Las sensaciones provocadas por la microespuma son similares a recibir una inyección.

– No requiere de precauciones postoperatorias. Salvo el uso de la banda elástica, el paciente podrá realizar una vida normal, sin interrumpir sus actividades sociales o de trabajo.

– A diferencia de otras técnicas similares, la microespuma presenta un margen muy reducido de reaparición de la enfermedad.

– No presenta efectos secundarios, y esta es una de las grandes ventajas de la microespuma, puesto que estaremos libres de padecer tromboflebitis (info sobre este padecimiento aquí).

– Se trata además de un tratamiento seguro, ya que el doctor sabrá en cada momento dónde se encuentra exactamente la sustancia esclerosante y podrá controlarla para obtener mejores resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *